¿Qué es dividir en blackjack y cuándo utilizar esta estrategia?

¿Qué es dividir en blackjack y cuándo utilizar esta estrategia?

Fuente: Pixabay

Dividir en blackjack es una de las estrategias más interesantes que se pueden presentar en este juego de naipes. A grandes rasgos podemos decir que esta estrategia del juego del blackjack consiste en ingresar no una, sino dos manos, durante la misma ronda, si las cartas iniciales que recibimos son iguales en valor. Veamos cómo se hace y cuándo deberíamos hacer uso de esta estrategia y cuándo no. 

¿Qué es dividir en blackjack?

Para aquellos que no conozcan qué es dividir en blackjack, les diremos que es la opción que se le presenta a los jugadores en este juego cuando las primeras cartas que se les reparten en la ronda inicial son iguales en valor. En el caso de que un jugador en la mesa decidiese hacer un blackjack split (como se conoce esta opción en algunos casinos que usan el término inglés de dividir) tendrán que emplazar una apuesta del mismo valor que la apuesta inicial sobre la carta que se separará de la de nuestra mano, duplicando la apuesta. 

Ambas cartas se tratarían como si fuesen la primera carta de nuestra mano, en dos manos independientes, la una de la otra. Si una de estas manos consiguiese convertirse en un par de nuevo (dos cartas iguales) se podrían volver a dividir ingresando una tercera apuesta, o triplicando la apuesta. Y así sucesivamente hasta que la mano terminase. 

Normalmente, se permite doblar o pedir en una mano dividida. Aunque cuenta con una excepción, la de que hayamos dividido dos Ases. Y es que en algunos casos los blackjack logrados en una de estas manos divididas no contará como tal. Pero sí que contarán los 21 puntos frente a la mesa. 

Las oportunidades de dividir blackjack en una partida suelen ser bastante raras, contando con una probabilidad del 9,4 % de conseguir dos cartas del mismo valor 10; y 0,5 % de que sean Ases.

¿Cuándo dividir en blackjack?

Se suele decir entre los expertos en el juego de blackjack que dividir cartas suele estar aceptado de manera universal, y que debería siempre hacerse en los siguientes supuestos: tener un par de 8 o un par de Ases.

Si bien es cierto que en la opción de los Ases solo se puede pedir una carta más, esta ocasión nos presenta una oportunidad única al poder conseguir dos blackjack. La probabilidad dice que hay un porcentaje del 30,4 % de que una mano que ha dado comienzo con un As se transforme en un blackjack. Lo que quiere decir que tendríamos un 51,6 % de probabilidades de que lo obtengamos en una de las dos manos divididas cuando la estrategia se lleva a cabo con dos Ases.

Por su parte, dos cartas con valor 8 sumarían un total de 16. Dentro del juego se suele considerar que esta mano es más débil a la hora de realizar la apertura al ser un número menos de 17, el valor mínimo con el que el crupier podría plantarse. Dividir dos cartas de valor 8 evita que esta jugada pase. 

Con un par de cartas de valor 9, deberíamos dividir en blackjack siempre que la carta que el crupier tiene visible boca arriba sobre la mesa no sea un 7, un 10 o un As. Ya que, si la carta del crupier fuese un 7, el resultado que podría salirle de manera más probable en la segunda carta de la mano sería un 10, lo que significaría que la ronda se terminaría. En ella el crupier contaría con 17, un número menor del valor que tienen nuestras cartas, que no sería otro que 18, ganando la ronda. 

En el caso de que su carta fuese un 10 o un As, el crupier contaría con la oportunidad de conseguir blackjack, lo que significa que contar 18 en nuestra mano es la mejor opción para poder ganar la ronda. 

En cuanto a los pares entre los valores 2 y 7 (a excepción del 5), se recomienda hacer un blackjack split cuando la carta descubierta del crupier cuenta un valor que vaya de 2 a 7, ya que tienen el riesgo de pasarse según las probabilidades de este juego. 

¿Y cuándo no deberíamos dividir en blackjack?

Son varias las jugadas en el blackjack en las que se recomienda dividir nuestra mano. ¿Pero hay alguna ocasión en la que no deberíamos utilizar esta estrategia? Las hay, y las veremos a continuación.

Se suele decir que, bajo ninguna de estas circunstancias, deberíamos dividir una mano formada por dos cartas 10. Si lo pensamos fríamente, una mano inicial que tiene el valor de 20 es bastante fuerte. Lo es porque solo puede perder frente a un 21, o blackjack. Además, si ponemos sobre la mesa las probabilidades que hay de que esto ocurra veremos que es de un 12,2 % aproximadamente. Por otra parte, si dividiésemos esta mano, probablemente terminaríamos con dos manos con un valor más bajo de 20, desapareciendo la oportunidad de hacernos con la ronda.

Tampoco deberíamos dividir blackjack cuando nos salen un par de 5. En esta jugada la mejor baza será doblar, lo que nos dará la oportunidad de terminar la ronda con lo que se conoce con una mano fuerte (que su valor sea 18 o más). La única excepción que se da en este caso es que la carta del crupier sea un 10 o un As, ya que podría hacerse con un blackjack. 

Para los pares de 2, 3 y 7, no deberíamos de utilizar esta estrategia si la carta que tiene el crupier frente a nosotros es un 8. Y para los pares formados por las cartas de valor 4 o 6, si la carta del crupier es un 7 o mayor. Así mismo, se suele decir que en los pares de 4 no se debe dividir si la carta de la mesa del crupier es menor de 5, ya que podría construirse una mano de un gran valor con tres cartas. 

Preguntas frecuentes

¿Podríamos decir que la opción de dividir en blackjack está recomendada?

Así es, siempre que se cumplan algunas de las condiciones que hemos estipulado en esta guía.

¿Podemos hacer blackjack split en los juegos de blackjack de YoCasino?

YoCasino ofrece diferentes versiones del juego de blackjack y otros juegos de casino disponibles en su portal. Ofreciendo diferentes opciones en cada uno de ellos. Para consultar las reglas de cada juego deberemos visitar la opción de información dentro del mismo. 

Author: Gregory Simmons